Nuestra esencia

... Hay miles de estrellas ancladas en la arena. Quizá millones. Podrás salvar a unas pocas, pero la inmensa mayoría morirá y todo tu esfuerzo no habrá servido para nada. No tiene sentido lo que haces."

El niño, sorprendido, le mostró una pequeña estrella que escondía en la palma de su mano y antes de lanzarla al océano, le dijo al hombre:

- "Para ésta sí que tiene sentido."

El niño y la estrella de mar

Nuestro origen

Hablar de nuestro origen es hablar de nuestra esencia. Redime es una organización sin ánimo de lucro que nace en Málaga, en  2004, cuando algunas víctimas de abuso sexual en la infancia verbalizan sus traumas y  deciden investigar, acopiar materiales y organizar un grupo de ayuda mutua.  Y comenzaron a compartir un deseo: que ninguna  víctima de abusos tenga que vivir sola y en silencio el camino de su recuperación.

En el camino descubrimos lo importante que es contar con otras personas que han vivido lo mismo, que experimentan las mismas emociones y tienen los mismo pensamientos.

Gloria Medina y Joel Iglesias

FUNDADORES

Somos una asociación que ayuda a personas adultas que fueron víctimas de abuso sexual en la infancia,  acompañándolas en su proceso y capacitándolas para tomar el control de sus vidas.

Nuestros objetivos

Empoderar

Apoyar a víctimas adultas para que integren esa experiencia traumática en sus vidas y aprendan a gestionar éstas usando sus capacidades.

Prevenir

Evitar la aparición del problema dotando a los menores de herramientas que minimicen los factores de riesgo y aumenten sus estrategias de protección.

Formar

Capacitar acerca del abuso a aquellas profesiones relacionadas con la infancia con el fin de facilitar la detección y actuación.

Informar

Sensibilizar a la ciudadanía a través de campañas divulgativas y conferencias.

Nuestra misión

Como supervivientes de abuso nuestra misión es erradicar el abuso sexual infantil trabajando para dotar a nuestro entorno de herramientas de prevención y detección.

Una infancia informada es una infancia protegida. Trabajamos para que nuestros niños, niñas y adolescentes puedan reconocer los comportamientos abusivos y prevenirlos a través de la promoción del buen trato en las relaciones afectivas.

Y en caso de que los abusos lleguen a producirse, crear alianzas entre las instituciones públicas para favorecer el reconocimiento de los indicadores y protocolos de actuación para garantizar una respuesta adecuada y eficaz.

Nuestra visión

Trabajamos para alcanzar un sueño: vivir en un mundo libre de abusos sexuales y de toda forma de maltrato contra los niños, niñas y adolescentes.

Creemos que todos los seres humanos somos libres e iguales, revestidos con una dignidad y unos derechos inherentes que deben fomentar el desarrollo de nuestros talentos y propias capacidades para resolver cualquier conflicto.

El reconocimiento de la infancia como sujeto de pleno derecho y objeto de especial protección afloran como los cimientos fuertes sobre los que construir una sociedad sana y en armonía con su entorno.